ANGEL ROSENBLAT Y LA POBLACION NOVOHISPANA SIGLOS XVI Y XVII by José Luis Aranda Romero

By José Luis Aranda Romero

Show description

Read Online or Download ANGEL ROSENBLAT Y LA POBLACION NOVOHISPANA SIGLOS XVI Y XVII PDF

Best history_2 books

Portland Cement; its Composition, Raw Materials, Manufacture, Testing and Analysis

This can be a pre-1923 historic copy that was once curated for caliber. caliber insurance was once performed on every one of those books in an try and get rid of books with imperfections brought by way of the digitization method. even though we now have made most sensible efforts - the books can have occasional blunders that don't hamper the examining event.

Historia de Suiza, Edition: 1°

Breve historia de Suiza escrita por el historiador suizo Hans Ulrich Rentsch que narra los angeles historia de los angeles Confederación Suiza desde sus orígenes hasta el año 1951, además de hacer un repaso por su política interna, externa y el principio de neutralidad.

Additional resources for ANGEL ROSENBLAT Y LA POBLACION NOVOHISPANA SIGLOS XVI Y XVII

Sample text

En los siglos XVII y XVIII las condiciones eran muy distintas. Willcox, que calculaba la población total de América, en 1650, en 13,111,000, cree que un siglo después, en 1750, sólo llegaba a 12,424,000; en 1825 esa población ascendía a unos 35 millones. La misma población europea ha tenido un ritmo lento en ese periodo: Willcox calcula 100 mi30 llones de habitantes para 1650 y 140 millones para 1750, o sea un aumento anual medio de 940,000 habitantes37. Veamos en especial el desarrollo de la población de España.

A lo cual contestaba el virrey Toledo: “solos murieron cuatro 59 entrambas guerras, y el indio no entiendo que veinte: los ocho u diez mataron los indios de guerra, y los demás se murieron de sus enfermedades”95. Más verosímiles son las cifras de la mortandad producida por las epidemias: en la mayoría de las provincias de México —dice Motolinía— murió la mitad de la gente de las viruelas introducidas en 1520 por el negro de Narváez; según Torquemada murieron 800,000 indios en las epidemias de 1545 y dos millones en la de 1576.

Se ha llegado a ha50 blar de “una atmósfera pestilencial” creada por la raza vencedora, de pueblos destinados por la naturaleza a la extinción como una especie de vegetación inferior, y hasta se ha pensado en una acción oculta de carácter misterioso80. Y no ha faltado quien sostuviera la necesidad de apresurar por todos les medios el proceso para que “sobre las ruinas de los pueblos desaparecidos se pueda desarrollar la vida superior de razas mejor dotadas”. Pero la extinción del indio antillano no tiene nada de misterioso ni de oculto.

Download PDF sample

Rated 4.75 of 5 – based on 44 votes